Las Aldeas no Mueren, se Transforman

En el mundo global en el que nos empezamos a incluir todos los habitantes del mismo suceden cosas que ignoramos la gran mayoría. Hechos que repercuten directamente en la vida animal y vegetal que comparte con nosotros el Medio.

Somos conscientes de que el Poder es un anhelo generalizado por el estatus social, la manipulación y carácter de decisión que confiere.  Sabemos que sólo es posible llegar a él siendo  los más ambiciosos, los más tenaces y los más ricos.  Encumbrarse en el Poder únicamente es conseguido  por personas mayoritariamente con  mal fondo…

… esto es así, pero también existe gente de bien con Poder.

Y tú, lector que te has dejado caer en este modesto lugar te estarás preguntando que tiene que ver el título con lo que estoy describiendo. No es difícil de dilucidar, sigue leyendo.

LAS ALDEAS

Los medios de comunicación pronostican que a las aldeas les quedan menos de quince años de vida.  En esta entrada no me voy a referir a las aldeas gallegas, cuando me refiero al termino aldea lo hago englobando a todas las que poseen unas características similares y que están esparcidas en territorios controlados, por las fuerzas del Poder,  que manipulan los hilos de su destino.

La vida en las aldeas se ha transformado en los últimos cincuenta años. El modo de producción y trabajo en el campo está dirigido por los intereses económicos.  No se concibe que alguien pueda sobrevivir produciendo en sus tierras si no ha pactado previamente con una gran empresa o multinacional.

EL PATRIMONIO NATURAL

El patrimonio natural con el que contamos en el Planeta está siendo atacado constantemente. La gente de bien  debemos de  trabajar codo con codo para apartar a las gentes que usan el Poder en su propio beneficio sin pensar en el bien común ni en las generaciones venideras. 

Es posible un mundo donde el equilibrio exista, donde los principios morales se mantengan y donde nadie muera por decisión o actos de terceros.

Algunos de los ataques que sufre el patrimonio natural son:

  • Manipulación Climática supeditada a intereses económicos.
  • Manipulación Genética exterminadora de biodiversidad.
  • Manipulación Territorial supeditada a conveniencia política.
  • Incendios Provocados por los mismos que manipulan el territorio.
  • Guerras creadas por intereses financieros.
  • Manipulación Social que justifica el abandono de la vida rural.

Los trabajos convertidos en Aficiones

Nos enfrentamos  a un reto difícil de superar. La mayoría de la población  transcurre su vida en las ciudades y no toda  es consciente de que existe  una vida rural en la que ellos pueden participar  y a la que pueden acudir cuando el ajetreado mundo del asfalto no provea todas sus necesidades psicológicas.

Muchos  van a heredar tierras y casas en distintos núcleos poblacionales que  en muchos casos no van a poder mantener debido a los bajos sueldos que perciben en la ciudad, al elevado coste de la vida en ellas y a otros motivos que vienen solos. Para evitar esta situación se debe de trabajar con sueldos dignos que permitan administrar bien el patrimonio que le ha tocado en herencia o en caso de no contar con él si disponer de suficiente para poder alquilar y disfrutar de viviendas en el mundo rural.

Para nada les quedan 15 años a las aldeas porque gente que viva en él va a seguir habiendo lo que no está claro es si esos pocos que queden podrán mantener todo lo existente en condiciones óptimas . Para que esto sea así la conciencia es lo primero que debe existir. 

La gente que se implica en el proyecto de las aldeas rurales es gente de bien que ama al Planeta y respeta a todos los seres con los que lo comparte.

Dentro de quince años los que son ahora mayores y ya ancianos lo serán más, los que somos de edad madura estaremos a las puertas de la vejez y las nuevas generaciones que hoy  mayoritariamente   no son conscientes del mundo en el que viven serán el relevo. Descontaremos a los que en transcurrir de esos 15 años queden  en el camino.

En las aldeas habrá gente que quiera cuidar de sus mayores y continuar con la tradición del cultivo de la tierra.  No sólo de cultivar el alma y la mente vive el hombre verdaderamente comprometido.  Matizo que el cultivo no tiene mesura determinada. Cuando  digo continuar la tradición del cultivo de la tierra lo hago refiriéndome a los productos de autoconsumo que nos podamos proveer con nuestro trabajo y con las condiciones climáticas favorables.

Mirar de noche las estrellas sin ser en foto o película es otro de los recursos que se pueden explotar en el mundo rural siempre y cuando la contaminación no lo impida como ocurre en muchos lugares de Asia.

Participar en el Mundo ayudando a mejorarlo

Fomentar el alquiler vacacional de las  casas cerradas de las aldeas a precios atractivos facilitando la comunicación directa con la naturaleza. Abrir  puertas a la posibilidad de producción de alimentos naturales en los días vacacionales previamente preparados por personas o  equipos  de asociaciones o organizaciones que apoyen la iniciativa.

Divagaciones de esta entrada

Tal vez el invento del dinero va a ser la causa por la que nuestra especie va a desaparecer. Si pudiese influir en el destino de un nuevo futuro renacido de la autodestrucción que se avecina les advertiría diciendo:

..no inventéis el dinero no vais a ser mas primitivos por vivir sin él y ha sido la causa de las anteriores extinciones del hombre.

Conclusiones

«No digas que no hay solución sin antes haber explorado todos los recursos»

______________________________________________________________________________________________________________

Si quieres conocer más sobre mis y mis publicaciones visita mis páginas http://retratosperuchela.com  http://casas.webpino.com http://aldeasgalegas.com 

Deja una respuesta