Críticas de Carnaval

Las políticas llevadas a cabo con el Planeta y con sus habitantes por parte de unos pocos, que acarraen más mal que bien con sus intigras y ambiciones, alcanzan un generalizado estado de crítica popular en época de carnaval, más que en cualquier momento del año. Es el tiempo de la sátira, el momento de decirles todas las verdades que el pueblo conoce.

Es terrible saber que le prendieron fuego a propósito a las plantaciones de particulares y a bosques naturales de Galicia . Intereses económicos y la falta de respeto al resto de los seres vivos que comparten con nosotros el territorio.

Terrible tambien es conocer que el año pasado prohibieron cosechar a pequeñas comunidades de personas patatas, diciendo que tenía la plaga GUATEMALTECA.

Un despliegue de información mediática, orquestada desde el Poder puso en conocimiento de todos los gallegos el inicio de esta “plaga”.
Pasaron por las casas a recoger las patatas producidas y les amenzaron con elevadisimas multas si ocultaban sus plantaciones de autoconsumo. Además durante dos años no podrán sembrar para que la tierra se recupere de tan maldita echada suerte.

En el Sur de Lugo nos preguntamos si los siguientes vamos a ser nosotros.

Mientras en la zona de más alta calidad de patata gallega, en Xinzo de Limia, no les han comprado la producción hasta tener vendida la importada de Francia, y los precios que les pagaron fueron irrisorios, se habla que a menos de diez céntimos de euro/kilo.

Nos sangran a impuestos, y no le hechamos cuenta de que empiezan a repercutir solo en su propio beneficio, en la mafia social que tienen montada. Negocian entre las multinacionales, eliminando la necesidad de los mercados de antaño, de las ferias y de la producción del agricultor particular.

Manipulan y especulan con nuestras cosechas, se llevan nuestra agua o nos la contaminan con purines, a los que tienen algo le cobran por vivir en su casa cada año más, gastan dinero público en publicidad diciendo que en el rural impuestos cero y cobran hasta por los gallineros más insignificantes.

Con Europa y el mercado común llegó la época de la desindustrialización española, llegó el impuesto sobre todas las compras, el iva, y empezó a andarse el camino que nos trae a este presente donde el Estado sólo queda como un mero instrumento recaudador de impuestos.

En cuanto a la sanidad, cada día es más dificil ir a un especialista de la Seguridad Social porque parece que tienen el plan acordado con tu médico de cabecera para no te derive a él. Si lo consigues puedes tener suerte e ir en seis meses, lo que tampoco te garantiza que realices las pruebas necesarias para detectar el origen del malestar.

Si dejamos que manipulen a la sociedad y a su opinión sabiendo que están incurriendo en una injusticia social sabiéndolo seremos cómplices del pésimo futuro que le legaremos a nuestros descendientes.

Deja una respuesta